InicioArtículos y publicaciones

COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte VI ”

Con más frecuencia de la que se quisiera nos encontramos con que el receptor, pierde, extravía o le sustraen el conocimiento de embarque. En tales casos, tratándose tanto de un conocimiento de embarque master o de un conocimiento de embarque House, el receptor pretende que se le efectué la entrega de la mercancía sin la contrapartida del correspondiente conocimiento de embarque. En tal caso, si se le entrega al receptor, el problema es que puede aparecer un tercero con el conocimiento y exigir la entrega de la mercancía o su valor.

En tal caso, hasta el momento, lo que usualmente se hacía era exigir al receptor una garantía bancaria por más importe del valor de la mercancía y por un periodo de no menos de año y medio.

Con la entrada en vigor de la Ley de Navegación Marítima se establece un procedimiento nuevo, vía notarial, para poder resolver en poco espacio de tiempo la perdida, extravió o sustracción de los conocimientos de embarque.

Mediante escrito remitido al Notario se le interesara que requiera al porteador a que no entregue la mercancía a 3ª persona y que se le reconozca la titularidad. Así mismo podrá pedirse que se le entregue la mercancía por ser el titular de la misma y presentara una garantía por el valor de la mercancía. A tenor de tal solicitud, se requerirá al porteador a que retenga la mercancía y la entregue al solicitante, si este ha prestado caución por el valor de la mercancía.

Si no se presta caución, las mercancías, quedaran en poder del porteador hasta que el expediente se termine. El porteador dispondrá de 10 días para hacer alegaciones en relación con la solicitud efectuada. Transcurrido tal plazo, el Notario en 10 días deberá publicar el requerimiento en el BOE y dar un plazo de un mes para el que quiera oponerse, pueda hacerlo y suponga las razones por las que considera que tiene un mejor derecho.

Transcurrido el mes desde la publicación en el BOE del requerimiento y si nadie se opone el Notario declarara  amortizado el conocimiento de embarque y al requirente como titular de la mercancía. En tal caso, se levantara la caución y se le podrá exigir al porteador la entrega de la mercancía. Dicha entrega deberá efectuarse sin oposición, aunque el porteador tendrá derecho a no entregar las mercancías salvo que se le abonasen todos los gastos que se haya generado desde su llegada, dicha mercancía.

Caso de que se presentase un tercero con el conocimiento de embarque y justifique su derecho sobre la mercancía, el porteador lo debería notificar al Notario, y este suspenderá el expediente por término de dos meses.

Si transcurrido, los citados dos meses, el tercero no ha presentado demanda judicial, el Notario continuara con el expediente. En el supuesto de que se justificase haber presentado la demanda judicial el Notario declarara concluido el expediente y se estará a resultas de lo que el Juez resuelva.

COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte V ”

Con anterioridad a la entrada en vigor de la nueva Ley, el Código de Comercio establecía que se debían extender tres conocimientos de embarque una vez cargada la mercancía a bordo del buque porteador. La presente Ley recoge que solo se debe entrega un conocimiento de embarque una vez a bordo la mercancía. Ahora bien, si el cargador solicita que se le entregue más de uno se podrían expedir otros a solitud de aquel.

Leer más...

COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte IV ”

Nuestra nueva Ley diferencia entre contrato de arrendamiento de buque y contrato de fletamento.

Leer más...

“COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte III ”

La  Ley de la Navegación Marítima viene a dar los conceptos de lo que se entiende por armador, naviero, capitán del buque y dotación del  mismo.

Leer más...

“COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte II ”

En la nueva Ley se da un concepto de lo que se entiende por buque y lo que se entiende por embarcación diferenciándolos según esloras y que cuenten o no con cubierta corrida. Así se entenderá por buque todo vehículo (obsérvese esta nominación, para mi anómala, para definir a un buque) con estructura y capacidad para navegar por el mar y para transportar personas o cosas, que cuente con cubierta corrida y de eslora igual o superior a veinticuatro metros. En cuanto al concepto de embarcación considera como tal el vehículo que carezca de cubierta corrida y con eslora inferior a veinticuatro metros.

Leer más...

“COMENTARIOS A LA LEY DE NAVEGACION MARITIMA. – Parte I ”

En diversos artículos vamos a ir comentando aquellos temas de la nueva Ley de Navegación Marítima, que puedan ser más interesantes para los lectores de esta publicación.

Podemos decir que es una Ley muy ambiciosa que pretende en un solo texto trasladar toda la normativa relativa a la navegación marítima incluyendo la navegación deportiva, eliminando la pluralidad de normas existentes y adaptándola a los Convenios Internacionales de los que España es parte.

Leer más...

RECUPERACION DE OFICIO DEL DOMINIO PUBLICO MARITIMO TERRESTRE

Unos particulares venían ocupando durante más de 30 años, edificaciones construida dentro de dominio publico marítimo-terrestre, y por resoluciones de la demarcación de costas, se acuerda la recuperación de oficio de la posesión del dominio público marítimo terrestre ocupado por edificaciones propiedad de diversos particulares.

Leer más...

CONTRABANDO Y TRANSITARIOS

Como bien sabemos, en más de una ocasión los transitaríos reciben comunicación de clientes indicándoles que han adquirido una mercancía en el extranjero y les solicitan que se encargue de su transporte y nacionalización de la mercancía a su llegada a puerto español.

         En ocasiones la Administración declara  circuito naranja o rojo e interesa el posicionamiento de las mercancías para constatar el producto que lleva el contenedor.

         Hay casos en que tal mercancía es de ilícito comercio bien contrabando, bien prendas falsificadas, etc.

         En este supuesto la Aduana acuerda que la mercancía no puede ser despachada y se dé parte a los Juzgados, y en caso de falsificación de prendas se notifique a las marcas afectadas para que tengan conocimiento de ello y denuncien si lo estiman oportuno.

         Todo esto que es lícito y legítimo provoca, de rebote, perjuicios a los transitaríos, pues la mercancía desde tal momento queda normalmente en el  almacén, sin poderse mover y facturándose los gastos de almacenaje al transitario.

         En estos casos se siguen procedimiento judicial que se eternizan y mientras tanto se generan gastos de almacenaje que se van facturando al transitario.

         Para minimizar estos gastos lo que se debe hacer es contactar con los Letrados de las mismas y con los Juzgados para conseguir que se pueda obtener la autorización de destrucción de la mercancía lo más rápido posible, pues si no se actúa así, pueden pasar años , hasta que el Juzgado acuerde la destrucción, y mientras tanto, produciéndose gastos.

         Todo ello, sin perjuicio de que una vez destruida la mercancía, o mientras que se estén devengando facturaciones de almacenajes, se pueda reclamar tales gastos al importador.

Más Artículos...

Go to top
Our website is protected by DMC Firewall!