InicioArtículos y publicacionesEMBARGO PREVENTIVO DE BUQUES

EMBARGO PREVENTIVO DE BUQUES

El embargo preventivo de buques extranjeros se regia hasta el momento en nuestro territorio nacional, por el Convenio de Bruselas de 10 de mayo de 1952 y la ley española de 8 de Abril de 1967.

 

            El Convenio de Ginebra de 12 de mayo de 1.999, hasta que no fue ratificado por 10 Estados no entraba en vigor. Finalmente fue firmado y ratificado por tal numero de países y entrara en vigor en España el próximo 28 de marzo de 2012.

            El Convenio de Ginebra de 1.999 viene a sustituir el Convenio de Bruselas y aunque no efectúa modificaciones de forma sustancial sí introduce diferencias de matiz y concreta y amplia los créditos marítimos que se pueden alegar para solicitar el embargo de un buque.

            No debemos olvidar que este Convenio solo es aplicable para el embargo de buques extranjeros no siendo aplicable para el embargo de buques de pabellón nacional.

            Entre los créditos marítimos que con la nueva normativa aparecen reconocidos expresamente figuran, las comisiones de agencia o corretaje, los daños al medio ambiente, los gastos de salvamento, los gastos de contenedores, las deudas de puerto y muelle, las primas del seguro, etc.

            Otra cuestión transcendental es la extensión del embargo, ya no solo contra el propietario del buque, sino también contra el que sea el arrendatario de la nave en el momento en que nació el crédito contra el buque.

            Aparece por vez primera un limite a la fianza que se ha de prestar por el demandado de embargo, fijándose como limite de la cuantía de la fianza en que no podrá exceder del valor del buque.

            También, aparece la figura del reembargo del buque, que hasta el presente, el Convenio de Bruselas no lo recogía, y no es aplicable (el Convenio de Ginebra) a los buques de guerra o de uso no comercial.

            Junto con la entrada en vigor del nuevo Convenio de embargo preventivo de buque extranjero, se produce la entrada en vigor del RDL 12/2011 de 26 de Agosto que deroga la anterior ley de embargo preventivo de buque de 8 de abril de 1967. Dicha Real Decreto hace extensivo a nuestro país el nuevo Convenio de Ginebra de 1999 y mantiene que para solicitar un embargo preventivo de buque extranjero bastara solo cumplir dos condiciones : la alegación  de un crédito marítimo de los reconocidos por la Ley como tales y la causa que lo motive.

            Con tan solo “alegar” y “su causa” será suficiente para que el Juez deba acordar el embargo del buque. Ello, sin perjuicio de que pueda exigir una fianza para garantizar los daños y perjuicios que se puedan ocasionar al embargado  el embargo practicado,  al ser desestimada la demanda que en su momento el embargante presente.

            La oposición al embargo la regula el Convenio fijando que tan solo se puede oponer al embargo, y que el Juez pueda aceptar tal oposición, cuando esta se funde únicamente en el incumplimiento de los requisitos anteriormente reseñados.

            A nuestro entender el nuevo Convenio viene a asegurar el principio de libre comercio y dota de mayor seguridad jurídica al embargo de buques.

Go to top
Our website is protected by DMC Firewall!