InicioArtículos y publicacionesCULPA COMPARTIDA EN COLISION

CULPA COMPARTIDA EN COLISION

Un buque pesquero con pabellón español, fue abordado por un mercante de pabellón portugués, motivo por el cual el buque pesquero se hundió y por el que se exige compensación.

 

            El Tribunal  declaro culpa compartida el contacto de los buques  pesquero y el mercante de carga general, del que resultaron, por un lado, el hundimiento de aquel y, por otro, unos daños en este. La Sentencia  declaró que quienes ejecutaron, en cada buque, la maniobra de cruce en la que la colisión se produjo, incurrieron en negligencia y participaron en el resultado en una proporción de dos tercios, el capitán del mercancía y de un tercio, el patrón del pesquero.

            La responsabilidad de las litigantes fue declarada por razón de haber sido causado el abordaje por una falta  común, y en proporción a la gravedad de las faltas cometidas “por cada buque” – utilizando la terminología al uso-. Tal proporción quedo establecida  en dos y un tercio, en sus respectivos casos.

            El capitán del buque mercante a pesar de haber observado al pesquero, no duda en abandonar el puente de mando en el que se encontraba… cuando en aquel momento lo más importante era mantenerse alejado de él y evitar cortarle la proa  por lo que  el incumplimiento de tales obligaciones de carácter imperativo llevadas a cabo por el capitán del mercante fueron causantes de la colisión con el pesquero.

            Ello no es óbice para olvidar a su vez las obligaciones que al patrón de este  último barco le correspondía realizar conforme establece el Reglamento Internacional para prevenir los abordajes, cuando ambos buques se encuentran a la vista, según el cual el pesquero aun cuando en estos casos tiene preferencia de paso respecto al mercante, debiendo por tanto mantener el rumbo, no ha cumplido con lo establecido en la regla 17-b) del citado Reglamento, que determina que deberá efectuar unas maniobra que mejor pueda ayudarle a evitar el abordaje cuando este no pueda evitarse por la maniobra del buque que cede el paso. Con ese antecedente factico, que no admite variación, procede la calificación del abordaje como colisión imputable a ambos buques es correcta, a la vista de los hechos acaecidos.

            El Convenio Internacional para la unificación de ciertas Reglas en Materia de Abordaje, recoge con claridad las actuaciones que deben mantener los buques cuando se avista y aunque uno de ellos tenga preferencia o prioridad de paso, también debe evitar , en lo posible que la colisión se produzca adoptando las actuaciones posibles para ello, sin que en su derecho pueda argumentar su preferencia, sin variar un ápice su postura, pudiendo hacerlo.

Go to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!