InicioArtículos y publicaciones“MODIFICACIONES EN LA LOTT” IIª parte

“MODIFICACIONES EN LA LOTT” IIª parte

 La ley que modifica la Ley de Ordenación del Transporte de 1987, introduce el concepto que a partir de la entrada en vigor de la nueva ley (25/7/13) tendrá el transporte multimodal, y así, define que se considerará multimodal aquella operación de transporte mediante la que se trasladan mercancías o viajeros utilizando de forma simultánea o sucesiva más de un modo de transporte, siendo uno de ellos el terrestre, con independencia del número de transportistas que intervengan en su ejecución, siempre que dicha operación se encuentre planificada de forma completa y coordinada por quien organizó el transporte, ya se trate del cargador, de un transportista o de un operador de transporte.

 

            Se modifica la cuantía de los supuestos sometidos a las Juntas Arbitrales de Transporte, y amplía hasta el importe de 15.000 € las cuantías cuyas controversias, se someterán  expresamente a su resolución por las Juntas Arbitrales de Transportes, salvo que las partes en sus albaranes de carga, CMR o cualquier otro documento, reflejen a su voluntad en contra.

          Tal decisión por escrito de no someterse a las Juntas Arbitrales de Transporte para resolver sus disputas deben reseñarse con anterioridad a que se inicie o debiera iniciarse el transporte. En su defecto, si la cuantía objeto de discordia es inferior a 15.000 € se someterá expresamente a las Juntas Arbitrales de Transporte.

            Para la realización del transporte de viajeros o mercancías se exige la obtención de una autorización que habilite para ello. Tal autorización la expedirá la Administración General del Estado o la Comunidad Autónoma en que se domicilie dicha autorización.

            Como regla general la autorización se domiciliara en el lugar donde el titular tenga su domicilio fiscal, aunque podrá domiciliarse en otro lugar si la actividad principal es otra a la del transporte, y solo la actividad del transporte la realiza en otro lugar que el de su actividad principal. En este caso la autorización del transporte se podrá domiciliar en el lugar donde realice la actividad del trasporte.

            La obtención de la autorización de transporte será exigible en todos los casos salvo que el transporte se realice en vehículo que no excedan de 40 km/hora o que tengan escasa incidencia en el mercado del transporte en razón a las cortes distancias a recorrer, pequeña capacidad de carga o la naturaleza de la mercancía a transportar.

            La empresa que solicite la autorización de transporte deberá cumplir con las siguientes requisitos:

a)         Tener nacionalidad española o la de algún otro Estado miembro de la Unión    Europea o, en caso contrario, contar con las autorizaciones exigidas por la   legislación reguladora del régimen general de extranjería para la realización de la actividad profesional de transportista en nombre propio.         

b)         Cuando no se trate de una persona física, tener personalidad jurídica propia e independiente de la de aquellas personas que, en su caso, la integren.  

          En ningún supuesto podrán otorgarse autorizaciones de forma conjunta a más de una persona ni a comunidades de bienes. Tampoco se otorgan autorizaciones a personas jurídicas sin ánimo de lucro.   

         Tratándose de personas jurídicas, la realización de transporte público debe        formar parte de su objeto social de forma expresa.

c) Contar con un domicilio situado en España en el que se conserven, a disposición de los Servicios de inspección del Transporte Terrestre, los documentos relativos a su gestión y funcionamiento que reglamentariamente se determinen. 

d) Disponer de uno o más vehículos matriculados en España conforme a lo que en cada caso resulte exigible de acuerdo con lo que reglamentariamente se determine, atendiendo a razones de interés general, los cuales deben cumplir las condiciones que, en su caso, se establezcan, teniendo en cuenta principios de proporcionalidad y no discriminación.         

e) Disponer de dirección y firma electrónica, así como del equipo informático necesario para documentar a distancia el contrato y otras formalidades   mercantiles           con sus clientes.      

f) Cumplir las obligaciones de carácter fiscal, laboral y social exigidas por la legislación vigente.          

g) Cumplir, en su caso, aquellas otras condiciones específicas necesarias para la adecuada prestación de los servicios que reglamentariamente se establezcan, atendiendo a principios de proporcionalidad y no discriminación, en relación con la clase de transporte de que se trate en cada caso.

 

2. Además de las condiciones señaladas en el punto anterior, cuando la autorización habilite para la realización de transporte público de viajeros en autobús o de mercancías en vehículos o conjuntos de vehículos con capacidad de tracción propia cuya masa máxima autorizada sea superior a 3,5 toneladas, deben cumplir los requisitos de establecimiento, honorabilidad, capacidad financiera y competencia profesional exigidos por la reglamentación de la Unión Europea por la que se establecen normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para el ejercicio de la profesión de transportista por carretera, de conformidad con 1o que en dicha reglamentación se dispone y con lo que en esta ley y en sus normas de desarrollo se señala para la ejecución de tales disposiciones.

   Reglamentariamente se podrá prever, no obstante, algún supuesto en que, a solicitud del interesado, la Administración podría autorizar que una empresa continúe funcionando, aunque transitoriamente incumpla alguna de las condiciones señaladas en este punto, por un plazo que en ningún caso podrá ser superior a seis meses.

Go to top
Our website is protected by DMC Firewall!