InicioArtículos y publicacionesINSTRUCCIONES BASICAS ANTE UNA CRISIS MATRIMONIAL

INSTRUCCIONES BASICAS ANTE UNA CRISIS MATRIMONIAL

En este artículo vamos a efectuar una primera aproximación sintetizada y generalizada de aquellas cuestiones básicas que conllevan para cualquier persona y más aún para cualquier empresario una crisis matrimonial, para finalmente ofreceros unos principios de actuación, que

nos evitaran graves problemas futuros, ya que los primeros pasos dados, son los que construyen los pilares básicos en una negociación o un juicio posterior, y dónde guiados por nuestra buena fe (y sin un buen asesoramiento) podemos actuar de forma absolutamente contraproducente sin que exista la posibilidad de enmendar nuestros errores.

Nos permitiremos desgranar tres estadios, el ámbito personal , el patrimonial y empresarial.

Decisiones inherentes al ámbito personal  , vienen determinadas  por el contenido básico del Convenio Regulador recogido en el artículo 90 de nuestro Código Civil, cada una de estas cuestiones debería ser objeto de estudio separado, pero tan sólo queremos efectuar un primer acercamiento para haceros conscientes de las decisiones a las cuales nos vamos a enfrentar.

                Son cuestiones tales como : la guarda y custodia de los hijos (si los hay), el régimen de visitas, las pensiones de alimentos o contribución en sus gastos, la asignación del uso de la vivienda,  las medidas de administración sobre los bienes comunes (que dependerán del régimen económico matrimonial existente) y finalmente el posible derecho a una pensión compensatoria definido en el artículo 97 del Código Civil (por dedicación a la familia o al negocio del otro cónyuge) o a la indemnización por desequilibrio del 1.438 del Código Civil.

                Dichas cuestiones serán objeto del Convenio Regulador de Divorcio que es el negocio jurídico a través del cual los esposos de mutuo acuerdo regulan libre y voluntariamente las consecuencias de su divorcio, lo cual permite a las partes  un mayor poder de disposición sobre todas las cuestiones relativas a su ruptura. O bien, en caso de no haber mediado acuerdo, y existiendo una controversia, serán objeto de un proceso contencioso que finalizará con una resolución judicial en la que el Juez a  la vista de las alegaciones efectuadas por las partes, la documentación aportada y demás prueba practicada dictará una resolución judicial pronunciándose sucintamente sobre cada uno de los elementos señalados.

Decisiones inherentes al ámbito patrimonial, y con ellas nos referimos estrictamente a la liquidación del régimen económico matrimonial, siendo en nuestro derecho el régimen general el de gananciales (salvo las excepciones previstas en los fueros de determinadas comunidades autónomas y municipios)  pudiéndose optar potestativamente y a través de capitulaciones matrimoniales por el régimen de separación de bienes o el de participación en las ganancias.

                Sea cual sea el régimen económico matrimonial solamente podremos liquidarlo en el propio Convenio si existe consenso, en caso de no mediar acuerdo, el Juez se limitará a pronunciarse sobre las medidas de administración de los bienes, siendo su liquidación definitiva  objeto del proceso judicial correspondiente .

 

En el ámbito empresarial . Como ya os prevenimos en nuestro artículo anterior si hemos hecho uso de los documentos ofrecidos por nuestro derecho para regular la liquidación en caso de divorcio , no tendremos problema alguno , viniéndose a ejecutar los acuerdos previamente consensuados. En su defecto , partiremos de cero y las consecuencias serán muy distintas dependiendo de nuestro régimen económico matrimonial , el cual determinará los derechos que nuestra pareja puede ostentar sobre nuestra empresa o sobre las acciones/participaciones sociales de la misma.

Por norma general nos podemos encontrar con dos escenarios:

a)       El empresario o empresaria,  casado en régimen gananciales que constituye una sociedad limitada, que en la generalidad de los casos adquiere participaciones sociales para la sociedad de gananciales. En este supuesto cabe advertir que  adquiere también la condición de socio con carácter estrictamente personal,de tal forma que el cónyuge del socio no deviene parte de la relación jurídica societaria y, por lo tanto, no puede efectuar actuación o injerencia alguna en la actividad diaria de la empresa o en la ejecución del contrato de sociedad, viniendo limitado su derecho a solicitar la liquidación de la sociedad ganancial en cuyo inventario se incluirían dichas participaciones sociales, y siendo mayoritariamente el objeto de controversia su valoración.

 

b)      El empresario o empresaria  casado en régimen de separación de bienes.- Obviamente dicho régimen económico debe haber sido establecido a través de capitulacionemes matrimoniales otorgadas ante Notario, incluso como comentamos en el artículo anterior y si hemos sido precavidos y estamos bien asesorados dispondremos de un documento que prevee de forma detalla la posible liquidación en caso de separación o divorcio limitándonos a ejecutarlo. En cualquier caso, y salvas excepciones cada cónyuge dispondrá de los bienes que resulten de su exclusiva titularidad o que hayan sido costeados de forma conjunta.

 

Ante esta perspectiva y sin perjuicio consultar con el especialista en familia, os ofrecemos una serie de consejos prácticos y principios que tras  años de ejercicio profesional en el sector han demostrado ser las dudas y errores más comunes en los que se incurre en estas situaciones:

  1. Jamás  salir de la vivienda familiar, sin previamente consultar con un profesional especializado en derecho de familia, ya que la salida del hogar puede conllevar graves consecuencias.
  2.  Recopilar toda la documentación necesaria para cursar los trámites de un divorcio y depositarla fuera del hogar familiar o la empresa.
  3.  Optar, si las condiciones laborales lo permiten, por un sistema de custodia compartida que permita un contacto con los hijos para minimizar la incidencia que el divorcio tiene sobre los menores.
  4. No adelantar al cónyuge,  las condiciones de un posible acuerdo con la creencia de que todo se resolverá de buena fe.
  5. La pensión de alimentos se establece en función de las necesidades de los hijos y los ingresos del obligado a su pago. Sin que pueda constituir a priori y por línea general más del tercio del salario, pero sin que exista tabla alguna legalmente establezca tal proporción o cuantías. 
  6. Fomentar y procurar la vida laboral activa de los dos miebros que constituyen el soporte de la unidad familiar.
  7. La pensión compensatoria, alimentos hijos e indemnización por trabajo doméstico, conviene que sea un importe en metálico, evitando adjudicaciones de pagos en especie que conlleva realizar entregas de bienes para evitar tributación en Transmisión Patrimonial Onerosa (TPO).
  8. Si con el divorcio se extingue el condominio de un bien destinado a actividades económicas a efectos de IRPF la carga fiscal será la de Operación Societaria (OS). Si la extinción del condominio se refiere a un bien no destinado a actividades económicas a efectos de IRPF la carga fiscal será el Gravamen Variable de AJD, que podemos evitar estando en gananciales (donde es aplicable la exención del 45.1.B.3 LITP) o no formalizando el divorcio ante notario.  
  9. Si hay excesos onerosos tratar de eludir “los excesos evitables” que van a ser los que tributen en Transmisión Patrimonial Onerosa (TPO). Si no es posible evitarlos, elegir los excesos con menor carga fiscal. Tener en cuenta que la carga fiscal en TPO será diferente según el tipo de bien y según cual sea la oficina liquidadora al ser impuesto cedido a las CCAA con competencias legislativas.
  10. Si hay excesos lucrativos tratar de materializar los mismos en actos o contratos formalizados antes de adquirir la condición de divorciado .
  11. Consultar siempre con un especialista en derecho de Familia, pues aunque todos seamos licenciados en derecho, la experiencia y la especialización siempre marca la diferencia.

 

Esperamos os puedan resultar de ayuda esta sencilla exposición y nuestros consejos que constituyen los primeros auxilios ante una situación de crisis. No obstante, nos encantará poder contar con vuestras inquietudes para poder abarcar más asuntos relacionados con el ámbito del derecho de familia y sucesiones que os puedan suscitar dudas, siempre a vuestra disposición.

 

MAR SELMA ILLUECA

Go to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd